Crítica, Revista Hispanoamericana de Filosofía, Volume 14, number 40, April 1982
Killing, Letting Die, and Thomson
[Matar, dejar morir y Thomson]
Raymond A. Belliotti
Harvard Law School

Abstract:

Judith Jarvis Thomson ha expresado desconcierto ante el significado de “Matar es peor que dejar morir”. Un examen de cinco posibles interpretaciones de tal expresión sugiere que su sentido más plausible es el de que “cualquier violación del deber negativo de abstenerse de matar es un acto moralmente peor, ceteris paribus, que cualquier violación del correlativo deber positivo de salvar vidas”. La cláusula “ceteris paribus” requiere que las intenciones, las motivaciones, las consecuencias actuales y previsibles de un acto, así como los esfuerzos que se requieren para cumplir los deberes, sean los mismos para los violadores de los deberes respectivos. Se concluye que quienes sostienen que matar es peor que dejar morir están sugiriendo que esto es así porque existe un factor lógica o empíricamente necesario que, ceteris paribus, proporciona una razón dispositiva para pensar que quien mata realiza un acto moralmente peor que quien deja morir a otro. Esto es, sugieren que la distinción entre matar y dejar morir es moralmente relevante y que, ceteris paribus, proporciona una razón concluyente para pensar que las violaciones a un deber negativo son actos moralmente peores.

El desconcierto de Thomson en cuanto al significado de “Matar es peor que dejar morir” proviene de su incapacidad para distinguir entre dos preguntas diferentes: ¿Son los actos que lógicamente implican la muerte peores que los actos que no lo hacen? ¿Es peor decapitar a alguien que golpearlo en la nariz? Una vez que distinguimos entre estas dos preguntas, podemos aclarar las cuestiones que se debaten y resolver el desconcierto.

[R.A.B.]
Keywords:

| PDF in English (151 Kb)